• ADMISION DISEÑO
  • ADMISION ciclos
  • intromoda17

“Trash Love”

09.02.2017

En el contexto económico actual, sumergidos en una sociedad capitalista, el diseño es un instrumento para aumentar la cuota de mercado, sin embargo, en todo sistema existen fracturas y contradicciones y los diseñadores podemos operar productivamente con ellas.

Uno de los grandes desafíos es lograr el triunfo sin renunciar a los principios éticos y morales.

Realizar un diseño consciente, responsable y conceptual sin renunciar a la innovación y el desarrollo tecnológico.

Vivimos en una época muy competitiva, en la que los valores están trastocados y es más importante alcanzar notoriedad y dinero que preocuparse por el bien de la colectividad.

Esta globalización del consumo deriva en la inmensa cantidad de material de desecho que se acumula.

Se calcula que cada habitante produce un promedio de un kilo de basura al día, toneladas de residuos anuales. El problema de la basura es universal y preocupa a buena parte de los países del mundo desarrollado.

Ninguna otra sociedad anterior a la presente ha producido tal cantidad de basura.

La escasez de recursos, el aumento de costes en los combustibles, el agua, la luz y la mano de obra están obligando a la industria a examinar el impacto de su

naturaleza desechable y sus prácticas poco éticas para aprovechar la oportunidad que el reciclaje presenta.

Tras años de crisis económica, el mundo ha empezado a apostar por un consumo eficiente.

Pensar en lo descartado, el deshecho, lo inservible, lo abandonado nos da la posibilidad de RE-crear, Rehacer y RE- pensar.

Este proceso no sólo permite dar un nuevo ciclo de vida a las cosas, sino situar al producto en nichos inesperados.

En ese contexto, los más creativos se atreven a reutilizar los desperdicios y convertirlos en nuevos objetos estéticos: de esa forma no sólo demuestran que la creatividad y el ingenio pueden alimentarse incluso de los residuos, sino que además componen piezas con un alto valor de denuncia social, muchas veces asociado a la violencia que caracteriza la vida en sociedad, incluso la violencia misma que supone el consumismo desenfrenado, en un mundo lleno de contrastes.

La moda constituye un documento estético sociológico, que define las sensibilidades de una época.

La moda ésta en la calle y por lo tanto es parte de lo público.

Usamos cada vez más ropa y nos deshacemos de ella cada vez más rápido.

Con la brevedad de las tendencias miles de toneladas de prendas pierden el atractivo que les fue asignado y, así, dejan un espacio vacío en el espíritu del comprador compulsivo de los tiempos posmodernos, un hueco que solo puede ser llenado por otro objeto previo pago con dinero.

La compra y la venta –aquellos actos humanos que hacen posible la vida cotidiana– son modas urbanas en sí mismas.

Este proyecto es una forma de confrontar la moda al propio sistema de la moda, utiliando la fórmula:

2e = entender + experimentar

La experimentación lleva consigo apartarse del miedo, atravesar el umbral de lo correcto, para acercarse al pasado y dibujar nuevas propuestas.

Por medio de la RE-creación, la RE-significación y la RE- utilización se propone crear una nueva estética del deshecho. y un nexo entre arte, diseño, moda y activismo.

Este proyecto pretende transgredir lo meramente estético, de manera que las prendas creadas se conviertan en una forma de protesta contra las normas impuestas de la sociedad contemporanea y su consumo acelerado de la moda.

De carácter conceptual e interdiciplinar, surge con el objetivo de establecer puntos de partida para desarrrollos posteriores más que con la intención de llegar al mercado.

La búsqueda comienza con materiales desechados, prendas abandonadas con las formas adquiridas del cuerpo que los llevó, tejidos fuera de stock, materiales abandonados que han perdido su utilidad.

La cuestión es convertir el desecho en materia prima.

Dar una segunda oportunidad.

No existen dibujos preliminares que representen las piezas. Tan solo unos bocetos o collages que puede definir la linea de diseño.

El proceso consiste en cambiar el concepto y la funcionalidad de las prendas, salir de los cánones y estereotipos, cuestionar, mezclar y conseguir libertad para cubrir cualquier parte del cuerpo.

El acto creativo se produce en el taller de manera manual, los diseños y prendas que se realicen se rigen por unos briefings básicos, con las premisas fundamentales de innovación y sostenibilidad.

Una combinación entre idea inspiradora, material encontrado y color.

Al utilizar piezas usadas, cada prenda será única e irrepetible.

(0)

|
© 2017 EAS Burgos | Aviso legal | easdburgos.es | Acceso |